Carta del Partido Socialista (ASO) (Haití) a S. E. Sr. Antonio Guterres
SECRETARIO GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS
Sr. Antonio Guterres,
Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)
S/D
Nueva York,
NY 10017
Estados Unidos

Sr. Secretario General,

PLANIFICACIÓN DE UNA DICTADURA Y DE MASACRE EN HAITÍ:
¿CUÁL ES LA RESPONSABILIDAD DE LAS NACIONES UNIDAS?
Desde el año 2010, Haití vive bajo el yugo de la corrupción más abyecta, la más infame y la más inhumana de toda nuestra vida como pueblo. Gracias a la dilapidación de los Fondos de Petro Caribe, el actual régimen ha transformado la catástrofe natural que ha sido el terremoto del 12 de enero de 2010, en un verdadero drama humanitario. Este acaparamiento del Estado ha llevado a una espiral de actos de gobiernos unos más arbitrarios que otros, unos más nefastos que otros.

El Sr. Moïse ha rehusado renovar el mandato de un conjunto de jueces porque estimaba que no pertenecían a su familia política. De ahí, el poder judicial ha estado, de hecho, bajo el control del Ejecutivo, más precisamente bajo el del propio Sr. Moïse.
El Sr. Moïse ha deliberadamente elegido, con el apoyo de las Naciones Unidas, no organizar elecciones para la renovación de la tercera parte del Senado. Eso le ha permitido instaurar una verdadera dictadura donde él es el único tomando todas las decisiones, incluidas las más arbitrarias, sin censura ni control.
La historia de este gobierno puede ser considerada como la de una sucesión de actos de represión masiva. La masacre de La Saline ocurrida el 13 de noviembre de 2018 con, según un informe de las Naciones Unidas, 38 muertos, la de Tokyo y la de Carrefour-Feuilles, La Saline de nuevo entre el 5 y el 13 de julio de 2019, con 20 muertos, 6 heridos y 2 personas desaparecidas, constituyen pruebas fehacientes.
El Sr. Moïse ha procedido a la anulación de la Carta de Identificación Nacional cuya creación ha sido sancionada por una Ley, y su reemplazo por otra que, no sólo lleva a confusión sino también inspira desconfianza; todo esto fruto de su propia y única voluntad. Esto también con la aprobación de las Naciones Unidas.
A pesar de las flagrantes violaciones que ensucian este proceder, La Oficina Integrada de las Naciones Unidas para Haití (BINUH) acaba directamente y públicamente de tomar partido, a favor de una iniciativa del Poder que consiste en la redacción de una nueva Constitución con y para beneficio de su clan político.
Desde su asunción, el gobierno ha puesto en marcha un proceso de desestabilización permanente, de debilitamiento y de destrucción de la Policía Nacional de Haití (PNH) a favor de grupos armados, directamente subordinados al poder.
El aprovisionamiento de equipamiento y la consolidación del poder de los grupos armados sobre el conjunto de los barrios populares del país como así también en sus secciones rurales, las violaciones, los asesinatos, los secuestros exigiendo rescate, los pillajes, los incendios de manera sistemática, se han transformado en los padecimientos diarios de todas esas regiones.
Todo eso se ha desarrollado, no solamente bajo la mirada complaciente de los responsables de las Naciones Unidas en Haití sino sobre todo con su apoyo. En el documento que acaba de publicar la BINUH para defender el proyecto de esa nueva Constitución del Poder de turno, se evoca el argumento, evidente para todos, que las elecciones son el único medio para acceder al poder. Sin embargo, había mantenido un silencio ensordecedor cuando el Sr. Moïse había decidido no realizar las elecciones legislativas, lo que le había permitido “constatar” la caducidad del Parlamento. Además, las frecuentes injerencias de la Jefa de la BINUH en los detalles más ínfimos de la vida política haitiana y su comportamiento como “Dadora de lecciones” revelan claramente su desprecio hacia nuestras instituciones, nuestro país y nuestro pueblo. Podemos afirmar, sin duda alguna, que la BINUH se ha alineado al lado del poder del PHTK contra la mayoría de la población haitiana.
Por todo ello y ante el aumento de la represión en el país, de la “legalización” efectiva de grupos armados -que han anunciado que la oposición democrática es su adversario- y ante el apoyo incondicional de la actual Jefa de la BINUH al gobierno, a todas esas violaciones, a toda esa violencia represiva y a todas esas derivas, demostrando así una actitud abiertamente partisana, el Partido Alternativa Socialista solicita la urgente intervención del Secretario General para poner fin al mandato de la actual Jefa de la Oficina Integrada de las Naciones Unidas para Haití (BINUH). La presencia de la actual titular pone seriamente en peligro el prestigio de las Naciones Unidas ya de por sí gravemente afectada por la tragedia del cólera y por las violaciones de menores perpetradas por soldados de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), y sobre todo la vida de nuestros compatriotas.
El escenario o bien el panorama, Sr. Secretario General no es nuevo como tampoco le es extraño. Lo único diferente es el espacio geográfico. La amenaza de una masacre en Haití es real: los grupos armados están. Sr. Secretario General, ya tienen la adhesión de los poderes públicos, el discurso también está difundido y las señales anteriores ya se han visto en La Saline. Queda solamente la orden de la “Solución Final”. Alternativa Socialista desea fervorosamente que las Naciones Unidas no sean parte de ese drama.

Please follow and like us:

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *